Sports

John Stockton: ¿Quién es la legendaria estrella de la NBA sumida en la polémica antivacunas?

John Stockton, de 59 años, es un miembro del Salón de la Fama de la NBA y dos veces medallista de oro olímpico con el equipo de EE.UU., considerado como uno de los mejores pasadores y armadores del basquetbol de todos los tiempos, y reconocido por su carrera de 19 temporadas con Utah Jazz junto con el el legendario pivote Karl Malone.

Stockton solo estuvo ausente de 22 juegos en el transcurso de una carrera estelar con el equipo de Jazz desde 1984 hasta 2003, un periodo en el que el equipo llegó a sus únicas finales de la NBA, en 1997 y 1998, las cuales perdieron ante los imponentes Chicago Bulls de Michael Jordan.

Pero en los últimos años, Stockton se ha asociado con teorías de conspiración, particularmente referentes a la pandemia de coronavirus y a las vacunas desarrolladas para combatir la enfermedad, una postura que le costó que Gonzaga College en Spokane, Washington, le revocara los boletos de la temporada el pasado fin de semana, luego de que se negó a cumplir con las reglas de la institución referentes al uso de cubrebocas.

Stockton le dijo al periódico local The Spokesman-Review que el director deportivo de la universidad, Chris Standiford, había tomado la decisión de prohibirle la entrada al McCarthey Athletic Center de Spokane, y describió la conversación que tuvo con él como “amistosa” pero “no agradable”.

“Básicamente, todo se redujo a que me pedían que usara un cubrebocas durante los juegos y, siendo una figura pública, alguien un poco más visible, yo sobresalía un poco entre la multitud”, declaró Stockton.

“Y, por lo tanto, recibieron quejas y sintieron que por órdenes de los superiores, no hablamos de sus identidades, pero por órdenes de los superiores, iban a tener que pedirme que usara un cubrebocas o me iban a revocar los boletos”.

La universidad requiere que los espectadores que asisten a los juegos de los Bulldogs de Gonzaga presenten un comprobante de vacunación o un resultado negativo de una prueba realizada no menos de 72 horas antes del juego y que usen cubrebocas en las gradas para poder proporcionarles un boleto.

Nacido el 26 de marzo de 1962, Stockton brilló con el equipo universitario de su ciudad natal en la Conferencia Atlética de la Costa Oeste entre 1980 y 1984, y sigue siendo el máximo robador de balones de todos los tiempos de los Bulldogs (con una cifra de 262) y el máximo anotador tras un robo de balón por partido (con un promedio de 2,4), según ESPN. Su jersey número 12 todavía se exhibe con orgullo en la arena.

Cuando The Spokesman-Review le preguntó qué significó esta expulsión en su relación con Gonzaga, Stockton respondió que la relación está “tensa” pero no rota.

“He sido parte de este campus desde que tenía probablemente cinco o seis años”, respondió. “Nací a un par de cuadras de distancia y me escabullía en el gimnasio y vendía los programas para poder entrar a los juegos desde que era un niño pequeño. Entonces, está tensa pero no rota, y estoy seguro de que lo superaremos, pero no sin algunos conflictos”.

Los lazos familiares de John Stockton con la institución se remontan a su abuelo, Houston Stockton, quien jugó para su equipo de fútbol americano en la década de 1920, y se extienden a sus propios hijos, David, Laura y Sam, quienes jugaron con los Bulldogs.

“Cuando cambie la regla, se volverán a ofrecer los boletos”, comentó sobre la controversia actual, lo que implica que lo más pronto que él podría estar de regreso entre los fanáticos es la temporada 2022-23, suponiendo que la regla del cubrebocas ya no esté vigente para ese momento, o que él mismo cambia su postura sobre el tema antes.

“Probablemente hay muchas direcciones diferentes en las que esto puede ir, y creo que el tiempo dirá todo eso”, aseveró. “Mi enfoque es mantener esa relación, y también es el [enfoque] de ellos. Han dejado muy claro que somos importantes el uno para el otro y no creo que eso vaya a cambiar. Sin embargo, hay algunos callejones sin salida absolutos que vamos a resolver. He estado aquí mucho tiempo, así que no espero que las cosas se demoren, sean las que sean”.

En respuesta a la disputa, Gonzaga emitió un comunicado y declaró: “La Universidad de Gonzaga continúa trabajando arduamente para implementar y hacer cumplir los protocolos de salud y seguridad exigidos por el estado y las políticas de la universidad, incluido el hincapié en el requisito del uso de cubrebocas en interiores. Los asistentes a los juegos de baloncesto deben usar mascarillas faciales en todo momento”.

“No hablaremos sobre las acciones específicas emprendidas con personas específicas. Nos tomamos en serio la implementación de los protocolos de salud y seguridad contra el covid-19 y seguiremos evaluando cómo podemos mitigar mejor los riesgos que plantea el covid-19 con las medidas apropiadas. La reciente decisión de suspender las concesiones del McCarthey Athletic Center es un ejemplo de este enfoque. La Universidad de Gonzaga otorga la máxima prioridad a la protección de la salud y la seguridad de los estudiantes, los empleados y la comunidad”.

Las controvertidas opiniones de Stockton sobre el coronavirus, que amenazan con empañar su extraordinario legado en la duela, se dieron a conocer cuando apareció en un documental de conspiración en junio pasado, titulado Covid and the Vaccine: Truth, Lies and Misconceptions Revealed, en el que afirmó falsamente que más de 100 atletas profesionales habían muerto como resultado de los efectos secundarios presuntamente asociados con las vacunas contra el covid-19.

También afirmó, sin fundamento, que decenas de miles de ciudadanos comunes habían corrido la misma suerte.

“Creo que está altamente registrado ahora, creo que hay 150 ahora, son más de 100 atletas profesionales muertos, atletas profesionales, en el mejor momento de su vida, que caen muertos y que están vacunados, justo en la cancha, justo en el campo, justo en la duela”, declaró Stockton en la película.

Sobre el tema de los confinamientos, según los informes, él asegura en Covid and the Vaccine: “No es el virus el que nos está engañando para quitarnos esta oportunidad. Son los que toman las decisiones quienes dicen: ‘No, no, estamos demasiado asustados. Vamos a cerrar todo. Siéntate en tu casa y ten cuidado’. Mis hijos y nietos escuchan estas cosas y las aceptan como una verdad, cuando sé gracias a mis muchas investigaciones que no lo es, es muy frustrante”.

Stockton también participó como invitado en el podcast DNP-CD Sports, en el que los anfitriones Tony Farmer y Chad Fisher también expresaron ideas antivacunas.

La difusión de información errónea sigue siendo un motivo grave de preocupación en todo el mundo, ya que la pandemia aún está lejos de terminar.

El podcaster más destacado de Estados Unidos, Joe Rogan, ha generado controversia durante el último año al sostener posturas antivacunas , y se ganó una reprimenda por parte del Dr. Anthony Fauci, además de que 270 científicos escribieron una carta abierta en la que le advirtieron a Spotify, plataforma donde se presenta de manera exclusiva The Joe Rogan Experience, que el presentador representa un riesgo de “dañar la confianza pública en la investigación científica”.

La pandemia de coronavirus se ha cobrado hasta ahora 866.000 vidas estadounidenses, 1.187 de las cuales ocurrieron en Spokane, el condado natal de Stockton.

¿Qué Opinas?

Excelente
0
Muy bueno
0
Me gusta
0
No estoy Seguro
0
En otra ocasión
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *